La fiesta del ENM (crónica del mejor fin de semana del año)

 

Desde el momento en que se guarda la primera bombacha la sensación ya se instala en la piel, en los poros. Llega el momento del año que no se compara con ningún otro. Llega el Encuentro Nacional de Mujeres y nuestros cuerpos lo saben.

Peludas, depiladas, flacas, gordas, rubias, morochas, rastas, alisados, queratina. Viejas, jóvenes, universitarias, algunas no pudieron terminar la escuela. Mujeres, trans, lesbianas. Todas vamos llegando a Resistencia (Chaco) y aunque el ENM arranca mañana, algunas ya estamos dando vueltas. Nos cruzamos por la calle y aunque nunca nos hayamos visto nos reconocemos. A veces por el pañuelo verde, el de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, otras por las remeras con nuestras frases preferidas, otras no sabemos bien por qué. Quizás por esa energía inmensa que nos invade cuando estamos todas juntas.

No solo no hace los 40 grados pronosticados, sino que arriba de la maya que trajimos puesta, hay un buzo y una campera. Hace frío y de a ratos llovizna. Hay encuentros y abrazos en la puerta de la Casa de la Cultura, sobre la Plaza 25 de Mayo. Allí suceden las primeras acreditaciones, cuelgan los carnets de Prensa y pasan los mates. Los saludos retumban en las paredes del edificio y la alegría también.

El viernes pasa lento, la ansiedad se amortigua cuando arrancan los preparativos para lo que será la décima radio abierta consecutiva de las Radialistas Feministas, Red Nosotras en el Mundo. Gazebo, cable, micrófono, abrazo, saludo, mate.
Cae la tarde, llega la noche y sale cena con las pibas. Meta charla y risa. Las más grandes y heterosexuales cuentan cómo fueron cambiando sus maridos a partir de las transformaciones en ellas mismas. Las tortas se ríen y los “que bajón casarse” se mezclan con las pizzas y las birras. Las divorciadas con hijxs que tienen parejas recientes, levantan la bandera del sexo tres veces por semana mínimo y el NO rotundo a la convivencia.

-¿Chicas van a pedir algo más?- pregunta el mozo medio indignado porque le copamos todo el lugar. Las pibas, responsables, nos vamos a dormir temprano porque al otro día arranca el mejor fin de semana del año.

Apertura

Brilla fuerte el sol en el Estadio Sarmiento. El frío ha quedado atrás y atrás quedan nuestros miedos e inseguridades, nuestros fantasmas y presiones. Sabemos que el ENM es amor. Y si el amor vence, el amor sororo sana.
La Comisión Organizadora (CO) tiene todo preparado. Están contentas, nerviosas, a puro protector porque el sol pega fuerte. “Tomen mucha agua compañeras”, pide una desde el escenario al tiempo que informa que al costado hay un camión con agua potable. El apoyo del gobierno provincial de Chaco y del Municipio de Resistencia, garantizará tres días de infraestructura estatal a disposición del ENM.

22555671_1936432076682801_6309024025136977286_o

Ahora sí. Es oficial. Arrancó el 32º ENM 2017 y los aplausos acompañan el ritmo de los corazones agitados de emoción. Una mujer inaugura el primero de muchos desmayos por calor. Lxs médicxs llegan enseguida y todo está bien. Todas estamos bien cuando estamos juntas.

La CO está compuesta por 120 mujeres de distintas edades junto a otras 600 que se suman como colaboradoras. Ellas pertenecen a distintos espacios políticos, sindicales y, cada una, tienen una realidad religiosa, sexoafectiva, laboral, social y económica distinta. La capacidad de organización y unidad a pesar de las profundas diferencias, no sólo es un orgullo para todas, sino un ejemplo que demuestra que hay otras formas de hacer política.

22550509_1936430103349665_4230287189356345463_oLa presencia de mujeres de pueblos originarios crece cada año y en Resistencia no quedan dudas de que tienen mucho para decir. Muchas están en el pasto con sus compañeras y las banderas, otras suben al escenario con sus carteles y el reclamo: “¿Donde está Maira Benítez?”. De a poco muchas vamos cociendo la historia local de esta joven desaparecida desde el 17 de diciembre del 2016. Nos cuentan por ejemplo que imputaron a Rodrigo Silva, un peón de campo de 28 años, con quien se la vio por última vez, y que Luis Coria está imputado por encubridor. Estas detenciones y otras que se han sumado a la causa, son resultado de la lucha encabezada por Leiva Morán, mamá de Maira. No nos sorprende porque las mujeres siempre estamos frente a la lucha, incluso frente a los dolores más inmensos, como nos enseñaron las Madres y Abuelas de la Plaza.

En el escenario hay una mujer con dos fotos en la mano. Una tiene la cara de Milagro Sala y otra la de Santiago Maldonado. Faltan todavía unos días para que sepamos del cuerpo, de la noticia, la autopsia, el dolor y el reclamo de justicia. Durante el ENM nos enteramos también cómo arrastraron violentamente a la líder de la Tupac Amarú de nuevo al penal. Los detalles los vamos a compartir cuando sea la conferencia de prensa y después la actividad. Porque no nos olvidamos de ella, porque seguimos exigiendo su inmediata liberación. Milagro es una presa política. Por negra, pobre, mujer. Por convertir en alguien a los nadies.

“Preparamos una gran intervención con su cara por el reclamo de su libertad”, cuenta Estela Díaz, secretaria de Género de la CTA de los Trabajadores a nivel nacional, en diálogo con nuestra productora de comunicación feminista Viaje en Escoba y agrega: “Pero cobró otra realidad a partir de la brutalidad fascista que va tomando la represión en Jujuy”.

Plaza y Talleres

22552969_1936430293349646_7036839970287926052_oLas radialistas feministas ya están preparadas. Micrófono en mano, cables que van y vienen, y el orgullo de cumplir 10 años ininterrumpidos de radios abiertas en los ENM. “Es un espacio colectivo, autogestionado y por supuesto feminista. Somos de distintas radios del país, muchas de ellas comunitarias. Todos los años armamos la producción, los equipos. Es un laburazo que hacemos en cada ENM”, dice Angie, del programa de radio feminista Nos Quemaron por Brujas, que integran la Red Nosotras en el Mundo. Un ejemplo de cómo construir, ejercer y llevar adelante una mirada comunicacional participativa, comunitaria y colaborativa.

Mientras tanto, pasan muchas cosas en muchos lugares. Hay tanto para hacer en los ENM y al mismo tiempo, las que vienen por primera vez tienen siempre un momento de crisis a la hora de decidir a dónde ir. Por eso y por otras tantas cosas, siempre queremos volver.

Carpetita en mano con mapa incluido, es momento de elegir en cuál de los 71 talleres se participa: Encuentros Nacionales de Mujeres; Mujeres y feminismos; Movimientos de mujeres y activismos; Mujeres y relaciones de pareja; Mujeres y sexualidades; Mujeres y lesbianismo; Mujeres y activismo lésbico; Mujeres y bisexualidades; Personas transgénero, transexuales, travestis; Mujeres, relación con su cuerpo y políticas del cuerpo; Mujeres y familias; Mujeres y maternidades; Mujeres y derechos sexuales y reproductivos; Mujeres, anticoncepción y aborto; Estrategias para el acceso al aborto legal, seguro y gratuito; Mujeres frente a la pérdida de hijas/os y familiares; Mujeres y discapacidad; Mujeres y salud; Mujeres y salud mental; Mujeres y VIH/sida; Mujeres y adicciones; Mujeres y lucha contra las drogas y el narcotráfico; Mujeres y cannabis; Mujeres, salud y terapias alternativas; Mujeres, violencia y maltratos; Violencia, abuso y acoso sexual; Mujeres y violencia obstétrica; Femicidios; Mujeres, maltratos, abusos y explotación infantil; Mujeres, acceso a la justicia y estrategias de acompañamiento y contención; Mujeres, trata y explotación; Mujeres en situación de prostitución; Mujeres y trabajo reproductivo, de cuidados y doméstico; Mujeres y trabajo productivo; Mujeres y desocupación; Feminización de la pobreza; Mujeres y organizaciones sindicales; Mujeres trabajadoras sexuales; Mujeres de los pueblos originarios; Mujeres afrodescendientes; Mujeres y hábitat; Mujeres campesinas y rurales; Mujeres en el ámbito rural; Mujeres y organizaciones productivas, cooperativas y economía popular; Mujeres y empresas y fábricas recuperadas; Mujeres y organización barrial; Mujeres, poder y política; Mujeres y partidos políticos; Mujeres y derechos humanos; Mujeres y poder judicial; Mujeres, cárceles y sistema penitenciario; Mujeres adultas mayores; Mujeres, adolescencias y juventudes; Mujeres y estudios de género; Mujeres y educación; Mujeres y Educación Sexual Integral; Mujeres y Universidad; Mujeres, ciencia y tecnología; Mujeres y crisis mundial actual; Mujeres y deuda externa; Mujeres y migraciones; Mujeres, antiimperialismo, solidaridad e integración latinoamericana; Mujeres, cultura y arte; Mujeres y tiempo libre; Mujeres, deportes y actividad física; Mujeres y medios de comunicación; Mujeres y medioambiente; Mujeres y religiones; Mujeres y Estado laico; Mujeres y Cultura de la Violación; ACTIVISMO GORDX .

22538848_1936431093349566_1911786055638889293_oCon Johana en la mochila

Las feministas platenses llegamos a Resistencia con la foto de Johana Ramallo colgando en nuestras mochilas. Ella lleva tres meses desaparecida y hay indicios suficientes para encausar la investigación a una posible Red de Trata. Las Brujas de Viaje en Escoba nos acercamos a hablar con Marta, su mamá, que pasa el día de la madre reclamando que busquen a su hija. “Es importante que todas las mujeres que estén compartiendo este Encuentro sepan quién es Johana. Que se enteren que a mí me falta una hija”, dice y nos cuenta que la causa ya llegó a los Tribunales Federales.

“Para Betina Lacki (fiscal a cargo) Johana se fue porque quiso y anda caminando por ahí. Yo sé que no es así. Todxs sabemos cómo se maneja la policía en la ciudad de La Plata. Yo sé muy bien que mi hija desapareció a dos cuadras de la DDI y a unas cuadras de la Comisaría 9na. Les dije a los jueces y fiscales federales que quiero creer y confiar en la justicia. Porque a mi hija le sacaron el derecho de ser mamá, de peinar a su hija, de compartir conmigo muchísimas cosas. Yo lo único que le pido a la justicia es que busque a Johana, y quiero tener fuerzas para seguir en la búsqueda de mi hija y de muchas pibas más”. Marta se seca las lágrimas con los dedos.

Terminamos la entrevista y todas la abrazamos envolviendo la remera que lleva puesta con la cara de Johana. Nos quedamos un rato así, en silencio, al sol, en una plaza, abrazadas.

Cierre y nueva sede

Amanecer el día después de la marcha tiene ese que se yo. No está claro que es más intenso, si el dolor de los gemelos por la caminata larguísima de cuadras y cuadras de mujeres empoderadas, brujas, yeguas, hermosas por donde la mires, o la emoción de ser parte de uno de los espacios de mujeres más grandes del mundo. Pareciera que gana esto último.

Matera, gorrito para el sol, protector solar, cámaras de fotos, banderas. Otra vez estamos en el Estadio Sarmiento, pero ahora para el cierre. La Plata, Buenos Aires, San Luis y Chubut son las candidatas. Hay gritos, palmas, saltos. También hay desmayos porque el sol está tremendo. Lxs médicxs siempre atentxs atienden enseguida. Las compañeras suben al escenario y cuentan por qué proponen su lugar para el ENM 2018.

Chubut y La Plata pasan a la final. El aplausómetro está muy parejo. Tensión, nervios, calor, mucho calor, otra desmayada. Que sí que no, que sí que no. La compañera que hace la locución agarra el micrófono, se lo acerca a la boca, se lo aleja, habla con una que tiene al lado, se lo acerca, se lo aleja, mira para atrás.

“¡Chubut!”. Estallan los aplausos, gritos y abrazos. El ENM 2018 tiene nueva sede y ya estamos pensando cómo juntar plata para ir, cuántas entramos en una misma casa, quién puede poner el auto, cuántos kilómetros tenemos, si alguien conoce a alguien para que nos hospede.

22528864_1936443160015026_3858612703018638254_o

Porque somos libres (Fragmento del comunicado de Viaje en Escoba luego de las agresiones)

Terminado el Encuentro fueron pocas las mujeres que quedaron en la ciudad. Algunas regresaron a sus hogares el domingo y otras partieron después del acto de cierre. Por lo general son pocas las que se quedan en la ciudad a la espera del horario de salida de sus medios de transporte.

Así fue hoy. Después del acto de cierre y una vez conocida la sede del 2018, muchas mujeres salieron a almorzar, pasear y varias se quedaron en plaza 25 de mayo, haciendo picnic a la sombra de un calor intenso.

Cerca de las 15.30 horas un grupo de personas comenzó a manifestarse frente a la catedral, ubicada en uno de los laterales de la plaza 25 de mayo. De repente se escucharon gritos de mujeres y a continuación “que se vayan”. La personas daban vueltas a la plaza custodiadas por personal policial. Hubo corridas y más gritos. Mujeres sentadas en el pasto fueron sorprendidas por golpes y en minutos la plaza se convirtió en una batalla campal. Motos a velocidad golpeando personas, piedrazos, sirenas y la Gendarmería circulando por el medio de la plaza. Lxs vendedorxs ambulantes, sorprendidxs, tuvieron que guardar sus productos e irse.

Unos manifestantes se acercaron a un par de micros de larga de distancia que tenían que partir y les impedieron el paso, atemorizando a las mujeres que ya estaban arriba.
En pocos minutos la plaza 25 de mayo era un caos.

Nosotras estábamos ahí. Tomamos unas pocas fotos y nos agrupamos con otras mujeres intentando averiguar qué pasaba. Nos acercamos a una mujer de la guardia policial y les preguntamos cuál era el reclamo. “Que se vayan”, nos contestó. Como creímos o quisimos no entender, insistimos: “¿que se vayan quiénes?”. La mujer nos miró y nos dijo “Ustedes. Que se vayan. Están a favor del aborto y esta ciudad defiende la vida”.
Las motos recorrían la plaza y tiraban piedras.

Una abogada local se acercó a decirnos que por nuestra seguridad nos vayamos y rápidamente unas 20 mujeres se nos acercaron sin saber qué hacer. Caminamos unos metros y unas cruzaron para tomar un micro de línea. Quedamos 5 que decidimos caminar juntas unas cuadras. El clima enrarecido generaba una sensación de angustia. La pregunta era obligada: ¿por qué? La respuesta es evidente. Porque somos libres. No soportan que seamos libres. No pueden aceptar que vivamos con nuestras reglas, que seamos autónomas, independientes, gozosas, que decidamos sobre nuestros cuerpos y nuestras sexualidades, que ejerzamos el poder y que nos dediquemos a la política. No pueden. El patriarcado no puede. Y como nos revelamos a él, el patriarcado ejerce violencia.

Los hechos de hoy son patéticos. Lamentables. Tristes. Manifestamos nuestra solidaridad con las mujeres heridas y con lxs puesterxs corridxs. Repudiamos esta acción que nada tiene que ver con la inmensa fiesta que fue el 32º Encuentro Nacional de Mujeres – Chaco 2017 y con la gran cantidad de la población de Resistencia que nos alojó cálidamente.
Las brujas de Viaje en Escoba cumplimos con la responsabilidad de hacer la denuncia y de comunicar lo sucedido desde Resistencia. Seguiremos repudiando toda forma de violencia hacia las mujeres. Seguiremos, orgullosas, celebrando cada uno de nuestros ENM, porque estamos convencidas que en épocas de retroceso en materia de derechos en Argentina y América Latina, el feminismo es nuestra herramienta para seguir luchando. Nos vemos en Chubut compañeras.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s