Ni Dios, ni patrón, ni marido, ni partido político

Sobre el 5° Parlamento de Mujeres La Plata. (Álbum de fotos en Facebook)

Por Vanina Cortijo

23783730_1953978114928197_7973250321577940216_o

El martes 22 de noviembre se realizó el 5° Parlamento de Mujeres en el Concejo Deliberante platense. La iniciativa fue propuesta en 2012 por la actual Concejala Maia Luna y aprobada por unanimidad, en el marco de un 25 de noviembre “Día Internacional de la Lucha Contra las Violencias Hacia las Mujeres”. Ese mismo año se realizó el 1º Parlamento y desde ese momento siempre se llevó adelante la actividad.

“Nuestra lucha está en las calles, está en los barrios donde vivimos, está en los lugares donde trabajamos, en los lugares donde estudiamos, está en nuestras casas, pero también debe estar en los lugares de representación institucional y de representación política”.

Con esas palabras, Maia Luna dió inicio a la sesión extraordinaria del Concejo Deliberante y pidió rendir homenaje a dos mujeres que partieron este año: la militante Nilda Eloy y la sindicalista Patricia Lorenzini; esta última participó como enfermera en la guerra de Malvinas y luchó siempre por el reconocimiento de esa labor junto a sus compañeras.

En este Parlamento las mujeres que participan año a año destacaron dos temas centrales: la ausencia de tratamiento de los proyectos presentados, y la falta de políticas públicas del Gobierno Municipal para atender la Emergencia en Violencia de Género, que fue votada en abril de 2017 por unanimidad del Concejo. Frente a estos dos grandes ejes, la gran mayoría de las participantes, presentaron su reclamo y exigieron programas específicos, medidas, estrategias y presupuesto para atender las necesidades relevadas por las organizaciones políticas que representan.

23783785_1953978518261490_6030176582605656458_o

Sentadas junto a Maia, se encontraban las madres de Johana Ramallo y de Sandra Ayala Gamboa, como símbolo de la lucha contra la violencia de género y como testigos de un Estado ausente y cómplice. Ellas tomaron la palabra para narrar -una vez más- las situaciones que las llevaron a ese recinto, a las calles, a las marchas y a cada manifestación de Derechos Humanos que se realiza.

Marta, mamá de Johana, relata cómo busca a su hija porque la justicia no lo hace. Se emociona hasta las lágrimas porque la evoca y, con ese recuerdo, viene la angustia de no tenerla cerca y no saber dónde se encuentra.

Johana fue desaparecida hace 4 meses y su madre no puede evitar llorar frente a todas cuando comparte las actividades que hacía con su hija y cómo la extraña y la espera no sólo ella, también su pequeña hija y toda su familia. Marta agradeció, como lo hace siempre, sentirse tan acompañada, pero en su voz se siente el enojo y la bronca por la falta de respuestas del poder judicial.

Neli, mamá de Sandra, también tomó la palabra. Su hija fue asesinada -hace casi 10 años- en un edifico de la administración pública provincial, ubicado en calle 7 entre 45 y 46. Durante todo este tiempo exigió justicia y luchó junto con organizaciones de mujeres y colectivos LGTB para que esas oficinas se conviertan en un centro de atención a víctimas de violencia de género.

Marta y Neli, como otras tantas mujeres en lucha, son acompañadas por organizaciones de diferentes ideologías políticas, pero en ningún caso por el actual Frente Cambiemos.

Ni Dios, ni patrón, ni marido, ni partido político

Cuando asesinan a las mujeres para hacerles daño a ellas, a sus hijos o hijas, cuando las violentan, cuando las abusan, las violan, las explotan, las torturan, las desaparecen, las prostituyen o las maltratan, no les preguntan a qué partido pertenecen. Las violencias de género, son transversales a las organizaciones partidarias, sindicatos, gobiernos o comunidades. La violencia de género es transversal a la sociedad toda. Las mujeres saben eso, por eso en el Parlamento, como en las calles cuando reclaman justicia, las hermana la lucha.

23737763_1953979248261417_8466692698924452165_o

Las mujeres saben que el patriarcado es el responsable de la inequidad entre los géneros. Y el patriarcado es el Estado, es la justicia, es la escuela, es el club, es la familia. El patriarcado es la religión, el patriarcado es todas las instituciones del Estado y es una construcción. El patriarcado es el partido. Por eso cantan “Ni Dios, ni patrón, ni marido, ni partido político”.

En el Parlamento la lucha es una sola. Y las mujeres, que se conocen y se reconocen, se saludan, se abrazan, se besan. Se miran con cariño. Se respetan. Se escuchan, se aplauden, se apoyan. Unas se citan a otras, asienten y comparten, aunque esa otra pertenezca a una organización que nada tiene que ver con la propia.

Este 2017 las parlamentaristas no llevaron muchos proyectos. La gran mayoría exigió que se trate el que habían presentado el año anterior, o el anterior, o el anterior. El reclamo que más se escuchó fue la ausencia de políticas públicas en materia de violencia de género, agravado por la declaración de Emergencia en el mismo sentido.

Las Mujeres Platenses Unidas plantearon ampliar la licencia laboral por nacimiento de hijos e hijas, para empleados y empleadas municipales. Como dijo Carolina Fracchia a Viaje en Escoba: “El tiempo que hoy está disponible para las trabajadoras y los trabajadores no habla de la lucha que nosotras intentamos llevar adelante con la perspectiva de género que tratamos de impactar en todas las políticas públicas”.

Quimey Ramos, la docente a quien le negaron la licencia luego de haberse realizado una intervención quirúrgica relacionada con su identidad de género, que luchó por ella y finalmente la consiguió, creó una Red de Docentes Trans y en el parlamento, antes de comenzar la sesión afirmó: “Las Mujeres Trans estamos muy invisibilizadas como sujetas políticas (…) es importante ocupar estos espacios para visibilizar nuestros reclamos.”

Valentina Pereyra de ATTTA (Asociación de Travestis, Trans y Transexuales) La Plata, comentó que: “Prácticamente pasaron dos años de la sanción de la Ley de Cupo Laboral Trans y el Municipio todavía no adhiere.”

Luana Simioni de Pan y Rosas, que también conversó con las Brujas, afirmó: “La emergencia lamentablemente no pasó de ser un papel firmado por un conjunto de Concejales que no ha tenido ninguna consecuencia concreta en la vida cotidiana de las mujeres de la región”.

Las mujeres debatieron por más de dos horas las políticas necesarias -o la ausencia de ellas-, estrategias y formas de organización. Conversaron acerca de modos de lucha y programas a desarrollar, a pesar de la ineficacia estatal, y se retiraron sabiendo que se iban a volver a encontrar el domingo próximo en Plaza Moreno, en la “Jornada Cultural” por el cumplimiento de los cuatro meses de la desaparición de Johana Ramallo; y el lunes siguiente en la marcha platense por el Día Internacional de la No Violencia Hacia las Mujeres.

“Nos vemos en las calles compañera”, le dijo una a la otra, abrazo mediante. Porque para el feminismo “lo personal es político” y “la revolución será feminista o no será”.

21316551_1371804869600285_4065427710273048644_o


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s