FanAzul: “El 99% del Departamento de Sanidad éramos mujeres trabajadoras”

Así lo expresó Romina Almendros, trabajadora despedida de la Fábrica de Pólvoras y Explosivos FanAzul, que cerró por decisión del gobierno nacional dejando en la calle a más de 200 familias. “Yo me desempeñaba como enfermera, la mayoría de la gente que trabajaba en Fanazul eran hombres, pero dentro de lo que es Jefatura, la mayoría de las jefas eran mujeres. Nosotros en la parte de sanidad, el 29% del Departamento de Sanidad éramos mujeres, enfermeras, medicas, y solo un administrativo y el ambulanciero hombres”, agregó.

Por Paula Di Carlo

“Nuestra fábrica se encuentra ubicada en la ciudad de Azul, Provincia de Buenos Aires, a 35 km de la ciudad de Azul, por lo que nosotros íbamos a trabajar en tres colectivos que nos llevaban hasta nuestro lugar de trabajo. “Salimos de nuestro turno laboral el día 28 de diciembre a las 14 hs y a las 16 hs nos enteramos por nuestro gremio (ATE) que los colectivos que nosotros utilizábamos para ir a trabajar habían sido sustraídos de los galpones donde estaban guardados y los habían llevado para Córdoba. Ahí nos dimos cuenta que iban a cerrar la fábrica”. Romina cuenta habla con orgullo de su trabajo de enfermera y explica:

“Mucha de la gente en Fanazul son hombres, pero dentro de lo que es Jefatura la mayoría de las jefas son mujeres. El 99% del Departamento de Sanidad éramos mujeres, enfermeras, medicas, un administrativo y el ambulanciero. Nuestro trabajo es asistir en situación de emergencia, catástrofe y desastre, caracterización de los puestos de trabajo, y el seguimiento de los exámenes periódicos y anuales que pide la Superintendencia de Riesgos de Trabajo”.

mujeres de FanAzul

Romina narra como era su trabajo hasta que el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal definió cerrar la fábrica: “Nos encargábamos de registros y control de libretas sanitarias, y este último tiempo estábamos trabajando, dentro de la caracterización de puestos de trabajos, con lo que se refiera a ergonomía. Estábamos analizando los puestos para comenzar a trabajar bajo el estatuto ergonómico y de este modo mejorar la calidad de trabajo de los operarios. Dentro de las distintas plantas de trabajo, por ejemplo, la planta de fabricación de emulsión bombeable, la de buster y proyectiles y la de procesos de nitroglicerina estaban comandados por mujeres. En algunos casos, la jefa era mujer y había un equipo de mujeres que estaba bajo su mando, y en otros casos, la jefa era mujer y el equipo que comandaba eran hombres. En la administración también el mayor porcentaje estaba formado por mujeres, la jefa de administración era una mujer. El Departamento de Ingeniería de Planta eran todas mujeres, había ingenieras civiles, químicas, mecánicas, industriales y ellas se encargaban de todo lo que era proyectos”.

“Las mujeres también participábamos del comité de seguridad de la fábrica. La mayoría de los jefes eran mujeres, ingenieras. También los últimos 6 años la jefa de producción de la fábrica era una mujer y estaba encargada de organizar toda la parte productiva de acuerdo a los pedidos que llegaban de sede central y coordinaba con las plantas la realización del producto terminado. Dentro de lo que es la fábrica, la mujer tenía cargos importantes. Esto a raíz de lo que podíamos realizar y demostrando con trabajo que la mujer puede, puede ocupar puestos de preponderancia. También participábamos de la Secretaría de Violencia, de las cinco personas que la conforman, tres éramos mujeres. Y que más allá del lugar que nos dio la fábrica como institución, esos puestos los habíamos ganado por los logros, por el trabajo diario y por los proyectos. Las mujeres nos ganamos esos puestos de trabajo”.

Fabriqueras

Viaje en Escoba también conversó con Magin Trovato: “Soy esposa de uno de los fabriqueros que dejaron sin trabajo el 28 de diciembre de 2017, sin previo aviso, sin nada, de un día para el otro no les permitieron ingresar más a la fabrica. Nos unimos a ellos en la lucha tomando fuerzas, acompañándolos, tratando de apoyarlos porque donde ellos se caían, se caían nuestras familias. Y la juntada de mujeres se dio cuando comenzaron con el acampe en la Municipalidad y ahí decidimos trabajar juntos en esta lucha”.

Magin se nombra a si misma y a las demás como “mujeres fabriqueras, esposas de los fabriqueremos”, y cuenta como se fueron acercando también a las trabajadoras haciendo banderas, acompañando en las marchas junto a sus hijxs “para que también aprendan a luchar por sus derechos”, agrega. Después vinieron las asambleas abiertas donde se fueron decidiendo las medidas de fuerza.

“La verdad es muy triste la situación. Cómo se manejaron, como les mintieron en la cara. Pero seguimos acá de pie, tratando de luchar aunque los cortes de rutas, el acampe, el corte de vías, es un desgaste físico, psicológico, para todos ellos, para todas y todos nosotros. Tratamos de seguir hasta donde más podemos. Nuestra vida ha cambiado, la vida de nuestros hijxs también, pero tratamos de llevarlo de la mejor manera”.

remera FanAzul

Magin cuenta que armaron un grupo de Whatsapp entre ellas y charlan todos los días: “Tratamos de armar proyectos porque aunque estemos en lucha tenemos que seguir viviendo, seguir comiendo. Los chicos generan gastos y bueno, tratar de solucionarlo entre nosotras de la mejor manera y ayudándonos. No pretendemos dar lastima como mucha gente dice o se enojaban cuando hacemos los cortes. No entienden que para nosotrxs tampoco es algo lindo cortar una ruta, sabiendo que por ahí complicamos a otrxs trabajadores. Y tenemos que estar todo el día al rayo del sol, lejos de nuestrxs hijxs, es todo un desgaste. Luego surgió la idea de hacer las remeras para nosotras y la iniciativa de encabezar una marcha de mujeres y niños para impactar desde otro punto de vista”.

“La verdad que estamos súper agradecidas por el acompañamiento de la gente, la solidaridad de todos. Mucha gente de otras ciudades nos acompañó también. Vamos a seguir en esta lucha, queremos la reincorporación de los trabajadores en la fábrica, queremos la reapertura de la fábrica. Gracias a todos de parte de las mujeres fabriqueras”.

En relación al reclamo de las y los trabajadores, la semana pasaba desde el ATE Provincia de Buenos Aires se presentó una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal reclamando su intervención en la resolución del conflicto que está teniendo la fábrica. (Ver carta ) Al respecto se refirió la secretaria general del gremio Seccional Azul, Vanina Zurita: “Creemos que la gobernadora tendría que tomar cartas en el asunto, porque la fábrica tienen 72 años en Azul, hemos realizado puebladas en rechazo al cierre y hemos demostrado que para nosotros la reapertura de Fanazul es indispensable”.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s