“La revolución será feminista o no será”

Por Abril Carrizo

En La Plata, las mujeres, lesbianas, trans, travestis y bisexuales nos reunimos en distintos espacios de la ciudad para organizarnos, debatir y construir un nuevo Paro Internacional de Mujeres que haga temblar la tierra. Por segunda vez, se llevó a cabo la asamblea en la Facultad de Trabajo Social de la UNLP, coordinada por la Multisectorial de Mujeres, y donde participaron más de 500 compañeras de organizaciones sociales, políticas, culturales, barriales, cooperativas, sindicatos, docentes, estudiantes, entre otras.

Bajo un cielo nublado, las mujeres e identidades disidentes se fueron aglutinando en la entrada de Trabajo Social para darle lugar a los ejes que atravesarán este nuevo Paro: Aborto legal, Seguro y Gratuito, contra el ajuste y los despidos de Macri y lxs gobernadorxs, basta de represión y persecución a las que luchan, #NiUnaMenos: Basta de femicidios y travesticidios, Emergencia Nacional en Violencias de Género, Cupo laboral Trans, separación de la Iglesia del Estado, basta de encubrimiento a los curas abusadores, implementación de la ESI en las escuelas.

También se sumaron los reclamos locales por la aparición con vida de Johana Ramallo y el pedido de justicia por Sandra Ayala Gamboa, y la apertura de la Casa Sandra Ayala como Centro de Asistencia para mujeres víctimas de violencia.

Aborto Legal: una deuda de la democracia

El Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo tuvo, en estos años, sus idas y vueltas en el Congreso de La Nación. Desde el año 2005, que se creó la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, se presentaron seis proyectos que no llegaron a discutirse en el recinto. En este 2018, el gobierno nacional abrió la posibilidad que se debata el aborto, gracias a la lucha, la fuerza y la presión del movimiento feminista en torno a este derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Desde la asamblea de Trabajo Social, la Campaña por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en las voces de Carolina y Victoria, expresó que “esto es una conquista nuestra, de la lucha de las mujeres, del movimiento feminista. Nosotras desde la campaña pensamos que este es el momento de pisar fuerte en la calle, de que por fin se implemente esta ley”.

A su vez, convocaron a que este 6 de marzo  se realice “una gran concentración frente al congreso para que no pase desapercibido que es la séptima vez que presentamos este proyecto, y que no le pase desapercibido al Congreso de la Nación -que está lleno de varones cis, patriarcales- que las mujeres les ganamos la calle, logramos meter por la ventana el proyecto del aborto y no nos vamos a quedar calladas hasta que efectivamente se implemente este derecho”.

Los aplausos, abrazos y rostros de alegría inundaron la intervención de la Campaña que ve en esta oportunidad, una chance histórica de por fin garantizar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en el hospital. En ese sentido, Patricia Ríos, de Juntas y a la Izquierda (MST), comentó que “hoy es un buen día para las mujeres, para el feminismo y un muy mal día para la Iglesia, que es la principal institución que está en contra del aborto. Así que ¡agitemos esos pañuelos verdes!”, y la asamblea se alzó en lo alto con sus pañuelos y gritos feministas.

A su vez, Luciana y Charo, socorristas de la Colectiva Feminista Decidimos, hicieron hincapié en la importancia de entender al aborto como una experiencia deseada, en contraposición a aquellos discursos que pretenden hacer ver al aborto como algo traumatizante: “Como socorristas queremos traer esta mirada a esta asamblea, la del aborto como una experiencia deseada y donde lo no deseado es el embarazo. En muchos casos lo vivimos como una situación empoderante de nuestras vidas, las mujeres abortamos por infinitos motivos, lo que tienen en común es que es nuestro deseo y que nuestra decisión esta puesta ahí”. Las socorristas acompañan hace años a mujeres y cuerpas gestantes en su decisión de abortar y a su vez, brindan información sobre del uso de Misoprostol como método de aborto seguro.

En argentina, se practican entre 370.000 y 522.000 abortos clandestinos al año. En los hospitales públicos de todo el país se registran 53.000 internaciones por abortos al año (la cifra es estimativa de acuerdo a datos del Ministerio de Salud de la Nación entre 2010 y 2012). Alrededor de 100 mujeres mueren por prácticas de abortos clandestinos e inseguros. (Fuente: Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito).

IMG_3518

Contra el gobierno de Macri: ajuste, violencia y represión

Si hay un eje transversal a todas las asambleas es la lucha contra el gobierno nacional y sus políticas regresivas, sobre cómo nos afecta, nos empobrece y nos violenta el ajuste económico que lleva adelante Mauricio Macri, y en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

“Creemos que es importante que en el Paro se visibilice nuestro rol como trabajadoras, todo lo que hacemos todos los días que se nos invisibiliza; todas las necesidades que tenemos como trabajadoras, mujeres e identidades disidentes, en el mundo del marcado formal e informal que es tan amplio y que tanto nos ajusta. Que sea un paro contra Macri, contra el ajuste, contra este gobierno y todas las políticas antipopulares que tiene para con nosotras”, expresó enérgicamente Camila Salimbeni de la organización SURCOS.

En ese sentido, Analía Banegas, secretaria de género de ATE Educación, expresó que la lucha de las mujeres tiene que darse también dentro y desde de los sindicatos: “Me parece que todas, como mujeres trabajadoras y como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, deberíamos estar trabajando para ganar los sindicatos y apropiarnos de ellos. Que tengamos la voz y el voto en los lugares donde se defienden las problemáticas laborales”.  Además, comentó que están impulsando dentro del sindicato que el 8M se realice el paro desde las 11 hasta las 15 hs.

Por otra parte, Paola de Mala Junta (Patria Grande) recalcó que “es importante entender que no sólo el ajuste y los despidos afectan a las trabajadoras formales, sino que también afecta a todas las trabajadoras de la economía popular, excluidas de ese sistema formal, a las quinteras, manteras, a todas las compañeras que se organizan para hacer producciones textiles”.

En este sentido, se hicieron presentes Betina López y Josefina Durán, mujeres quinteras nucleadas en el MTE (Movimiento de Trabajadorxs Excluidxs), quienes comentaron sobre la falta de ayuda estatal a lxs productxs de verduras, las condiciones inhumanas en las que viven y la situación de vulnerabilidad económica en la que se encuentran: “Estamos luchando con otras compañeras por el acceso a la tierra, para trabajar y vivir bien como cualquier persona normal. El gobierno tiene que dar más de oportunidades, un 80% de los que producimos la verdura del país somos extranjeros y trabajamos porque queremos y porque lo necesitamos, de eso vivimos”.  También reclamaron por la falta de asistencia a las mujeres productoras en casos de violencia y por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Los reclamos contra el gobierno nacional presentes en la asamblea no sólo estuvieron vinculados a las políticas de ajuste económico sino también al sistema represivo y de persecución que este gobierno implementa desde el Ministerio de Seguridad de la Nación.

En relación a esto, Marta Cantoni del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, repudió el informe del Ministerio de Seguridad, con Patricia Bullrich a la cabeza, que considera a la lucha de la comunidad mapuche como amenaza a la seguridad de la Nación, y los asocia con actividades terroristas: “Ellos tratan de crear un enemigo interno, perseguirnos, abrirnos causas. Yo tenía como propuesta que tuviéramos en cuenta este eje represivo, porque estamos preocupadas por nuestras vidas, por nuestras hijas, por Moira Millán, Soraya Maicoñ, referente de Cushamen, quería un especial repudio a este informe. Y también decirles que nos preparemos para la que se nos viene, que es terrible”.

IMG_3515

Cuando no nombrarnos nos sigue invisibilizando

Uno de los aportes más enriquecedores de la asamblea fue sin dudas el de Quimey Ramos, militante y docente trans, quien la llegada la noche y con su cuaderno en la mano, comenzó recordando a Lohana Berkins y su lucha en el 2003 para que las trans-travestis puedan participar del Encuentro Nacional de Mujeres.

Quimey reclamó que se incluyan y se nombren a todas las identidades que conforman este movimiento: “¿Y las sujetas del feminismo quiénes somos? En mi opinión, todas las cuerpas que no entran por elección o por otras razones en la categoría hombre cis. La mayoría se compone de la sumatoria de todas las minorías, por eso es necesario nombrar a todas las sujetas que accionan en un mismo territorio.”

A su vez, reflexionó frente una multitud de mujeres, lesbianas, trans, travestis y bisexuales, sobre la importancia de sumar la cuestión trans dentro del feminismo y entender la opresión desde el binarismo que impone el sistema patriarcal: “Nombrarse por fuera del binomio genera caos, y del caos surgen nuevos imaginarios y nuevos imaginarios son nuevas posibilidades. Si necesito nombrarme por fuera del binomio para poder vincularme, sentir, experimentar el mundo de otra forma, lo haré. Por esto mismo digo que el feminismo debe sumar la cuestión trans, no como una minoría vulnerada, sino como una perspectiva desde la cual pensarnos y alcanzar mayor libertad. Creo absolutamente en lo que dice Marlene Wayar, todes podemos ser trans, en el sentido de transitar, transgreder y de trascender la forma en la que nos enseñaron a percibir, a vincularnos, a sentir”.

Por otra parte, Quimey recordó el estado de salud grave que padece Shirley, compañera trans, y habló de las problemáticas que atraviesan como colectivo: “Este sistema nos oprime sacándonos el trabajo, nos expulsa de nuestras familias, siendo menores entre 13 y 14 años, y nos indica que el destino para sobrevivir económicamente es el trabajo sexual. Hablemos realmente que tu promedio de vida sea de 35 años, de todo lo que es un cuerpo marginado. (…) Nos deja sin garantía propietaria ni recibos, a merced de pensiones que nos cobran el triple por un cuartucho inmundo y húmedo en la loma del culo. Nos enseña a sentir vergüenza, a salir solamente de noche porque te dan vergüenza los pelos en tu cara, te da vergüenza a hablar, entonces vas al kiosko y no decís nada, nos enseña a sentir vergüenza absolutamente y nos controla de esa forma”.

En este sentido, Natalia, trabajadora de IOMA,  remarcó la necesidad de que la Ley de Cupo Laboral Trans, aprobada en el 2015, sea otro de los ejes de este Paro, para que se reglamente y se implemente debidamente: “Como mujeres organizadas llevamos a nuestro sindicato la demanda de que efectivamente se cumpla en las reparticiones públicas con el cupo laboral trans, que implicaría el acceso al trabajo formal de muchas trabajadoras que hoy por hoy tienen como único destino la prostitución”.

IMG_3565

Acompañarnos en nuestras luchas: sororidad y compromiso.

En la asamblea se hicieron presentes las mujeres de Mama Cultiva y Mujeres Sobrevivientes de Abuso Infantil, quienes pidieron al movimiento feminista que se sumen y acompañen sus causas. “Y si no es el feminismo quien de esta lucha, ¿Quién lo va a llevar adelante?”, expresó Julieta Añazco, sobreviviente de abuso infantil.

Julieta comentó que uno de cada cinco niñxs está siendo abusadx mayormente por un conocido, o conocida, alguien en quien el niñx confía o conoce: “Es el delito más silenciado y menos denunciado, nosotras como adultas somos la voz de muchos niños y niñas que en este momento no pueden hablar, adolescentes y mujeres adultas también.”. A su vez, Julieta mencionó que “muchos de los jueces y fiscales que tienen causas de abuso sexual, usan el llamado SAP, Síndrome de Alineación Parental. Estos jueces misóginos, patriarcales y machistas usan esto para encubrir a los abusadores. Dicen que las madres inventan las historias y le llenan la cabeza a sus hijos. Los niños no mienten, los abusadores sí.”

Por otra parte, Claudia de Mama Cultiva, organización de mujeres madres que cultivan cannabis para uso medicinal en sus hijxs, habló sobre la criminalización de las mujeres cultivadoras: “Quienes cultivamos cannabis para uso medicinal podemos llegar a purgar hasta 15 años de cárcel. Somos consideradas criminales narcotraficantes”.

Claudia explicó que si bien ellas fueron impulsoras de la Ley 27.350 del uso de cannabis medicinal, votada de forma unánime tanto en Diputados como en Senadores, en su artículo 8 existe un pedido de que se crease un registro para las familias que cultivan y cultivadores solidarios, hasta tanto el Estado pueda otorgar el cannabis que necesitan para palear los síntomas de las patologías. “En la reglamentación, no se respetó este espíritu y fue reglamentada en forma parcial, considerando unos pocos artículos en que contempla solamente el cultivo por el INTA, la investigación por el CONICET,  y un programa no muy claro donde se registran voluntariamente aquellas personas que necesitan usar cannabis, siendo hoy como única patología contemplada la Epilepsía refractaria. Esto deja librado a su suerte patologías como el tourette, cáncer, esclerosis múltiple, autismo, artritis, artrosis, insomio, entre otro montón de patologías”.

La jornada finalizó pasadas las 20 hs con aplausos, saludos y muchos reclamos para visibilizar este 8 de Marzo. La próxima asamblea de Trabajo Social comenzará a las 16 hs con trabajo en comisiones y luego a las 18 hs se compartirán las resoluciones finales.

IMG_3510

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s