“El Estado es el responsable de la desaparición de todas nuestras pibas”

En la ciudad de La Plata volvemos a denunciar que nos falta Johana, que el Estado el responsable y que viva se la llevaron, viva la queremos.

Desde la esquina de 8 y 50 donde se encuentran los Tribunales Federales hasta la Gobernación bonaerense, una nueva movilización recorrió las calles platenses denunciando los 7 meses de impunidad.

28168644_1272633009505226_8606173917791644990_n

 

Fragmento del documento leído en la tarde de ayer:

Se cumplen 7 meses en lo que su madre Marta, sus familiares, amigos y amigas de diversas organizaciones que la acompañamos, no hemos bajado los brazos. Estos 7 meses han sido signados por la complicidad y el encubrimiento de los diferentes actores de un Estado que debería garantizar los derechos de las mujeres.

La cadena de obstáculos que hemos enfrentado se inició a las pocas horas de la desaparición de Johana, cuando los policías a cargo de la comisaría de Villa Ponsati instaron a Marta Ramallo a no realizar la denuncia, afirmando ´se habrá ido con algún machito´. Cuando Marta logró superar esta primera traba del Estado patriarcal y presentó la denuncia, se encontró con una Justicia que en vez de buscar a las desaparecidas intenta callar las voces de sus madres y allegados. La fiscal Betina Lacki condujo una investigación sin linea clara, llena de allanamientos y testimoniales inconexas que solo servían para dilatar la investigación en esos primeros meses fundamentales para la búsqueda. Su posicionamiento se hizo claro cuando después de 2 meses de mentirnos en la cara, se negó a aceptar el cambio de carátula para que se investigue como desaparición forzada de una mujer en el marco del delito de trata de personas. 

Como si no tuviésemos motivos para sospechar de las implicancias de la policía que decía no encontrar pruebas, cuando es sabido que mantiene vínculos con los proxenetas que llevan adelante este negocio mafioso en nuestra ciudad. Agentes de este aparato, en vez de estar investigando se dedicaron a amenazar, acosar, golpear y hasta torturar a personas vinculadas a Johana. ¿Qué intereses defiende el Ministerio de Seguridad, la DDI, la Comisaría Novena y la Comisaría de Villa Ponsati? Sabemos que su accionar no busca justicia para las víctimas, sino el encubrimiento y la defensa de los proxenetas, los desaparecedores de mujeres y de un negocio ilegal que mueve millones. 

El poder ejecutivo tampoco dio respuesta a nuestra exigencia de buscar a Johana. La gobernadora María Eugenia Vidal, lejos de hacerse cargo de responsabilidad derivó el pedido de audiencia al secretario de Derechos Humanos, Santiago Canton, personaje que conocimos por haber mentido acerca de supuestas asistencias económicas y sociales que no existieron más que en forma de promesas incumplidas. El intendente Julio Garro en declaraciones a los medios quiso disimular su total desconocimiento del caso, y no solo dijo la mentira de que su equipo estaba siguiendo la investigación sin recordar siquiera el nombre de Johana, sino que también llegó al ridículo acto de solidarizarse con su padre. Quien conozca mínimamente la historia de esta lucha sabe que se encuentra totalmente ausente. 

Esta cadena de sucesos nos demuestra una vez más que el Estado es el responsable de la desaparición de todas nuestras pibas, que Johana hoy no esté con su hija y su madre, con todes sus seres querides, y que la red de trata tenga vía libre para actuar y que la policía garantice impunemente este delito. 

Cobertura: Ingrid Elizabeth Menant


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s