Escenas de una demolición

*Por Abril Carrizo.

Este viernes 20 de Abril a las 17.30 hs se presentará en el Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional de La Plata – Sala D – un cortometraje dirigido por Natalia Dagatti titulado “Demoler para Construir”, una mirada, un recorrido sensorial, sobre cómo resignificar estructuras para generar nuevos valores, nuevos contenidos, nuevas experiencias.

La idea de este cortometraje surgió en el año 2011, cuando se demolió el Ex Distrito Militar ubicado en diagonal 78 y 10, donde se cursaba desde 1993 la carrera de Artes Audiovisuales. “Franco Palazzo, Luisina Anderson, Alejandro Magneres y yo vimos que se estaba demoliendo ese edificio. Un edificio que tiene doble historia: la de haber sido un distrito militar y la vinculada a haber cursado allí la carrera que la dictadura había extinguido”, cuenta Natalia.

Durante la última dictadura cívico-militar la Facultad de Bellas Artes, como tantas otras universidades y facultades nacionales, fue intervenida y la carrera de Cinematografía fue declarada como extinta. Muchos docentes y estudiantes fueron desaparecidos y asesinados. Diez años después del retorno a la democracia, tras una fuerte lucha, se reabrió la carrera y pasó a funcionar en el Ex Distrito Militar.

El cortometraje recorre los días de demolición de aquel edificio que alteraba la cotidianeidad del barrio ante la presencia militar y la construcción de nuevos espacios como el Bachillerato de Bellas Artes y la Sede Fonseca de la Facultad de Bellas Artes, donde se cursa actualmente la carrera de cine. Los obreros trabajando, las maquinarias ruidosas, los cimientos derrumbándose y las aulas vacías o repletas de alumnes, son algunas de las imágenes que construyen esta mirada de les estudiantes sobre aquel momento histórico.

En este marco, emerge entre los recorridos una voz emblemática en este proceso de revisión histórica de la carrera. “La voz que se escucha en un fragmento es de Carlos Vallina, profesor de Periodismo y Cine, y uno de los motores para la reapertura de la carrera. En el momento que filmábamos, grabamos un audio de una charla que tuvimos con él, y en esa charla, una de las cosas que conversamos era la cuestión de la política y el arte. Y la cuestión política como germen de nuestra carrera. Cuando era Escuela de Cine ya tenía una conciencia de clase, una conciencia política”, explica Dagatti.

Actualmente, en el Festival BAFICI se presentó también parte de un documental que contiene material que se está recuperando de la vieja Escuela de Cine llevado a cabo por el Movimiento Audiovisual Platense. “Recordemos que en nuestra facultad estudió Raymundo Gleyzer. Los directores que han sido estudiantes y profesores de la carrera son personas destacadas por su trabajo dentro del cine argentino. Está bueno recuperar nuestros orígenes, nuestra historia, muchos de lxs estudiantes actuales no la conocen del todo y es algo que tenemos que cambiar”.

La dictadura y la producción audiovisual nacional

Si pensamos “Demoler para construir” como una metáfora, podemos entender que este proceso de reconstrucción de una estructura edilicia tan cargada de sentidos es un reflejo de nuestro propio proceso como país, como sociedades, tras las dictaduras que golpearon duramente al continente entero. Demoler para construir como una idea, desde la cual pensar cómo fuimos avanzando, reconstruyendo sentidos, prácticas, recuperando valores, para no volver a transitar tiempos oscuros.

“El cine y el arte son afectados por la dictadura porque representan todo lo que tiene que ver con la cultura, los movimientos culturales, formas de rebelarse contra la censura. Lo que hicieron fue intentar borrar un pensamiento, una parte de la identidad de nuestro país, cultural. Había un montón de cosas que podíamos ver que venían de otros países, pero no podíamos producir. Salvando las distancias, me recuerda un poco a lo que sucede ahora, podemos consumir muchas cosas pero no podemos producir. Consumimos cosas foráneas, identidades ajenas, y lo nuestro queda relegado, no podemos exhibir y no podemos producir.”

En este sentido, Natalia comenta que la situación en relación a la producción nacional y el funcionamiento del INCAA ha empeorado con respecto a los años anteriores: “Este año se siguieron dando pasos en retroceso a lo que se había alcanzado. Hay cada vez menos transparencia, si bien esa fue alguna de sus banderas para generar estos cambios, realmente ahora las formas en las que están armados los jurados, los consejos, no tienen una forma transparente. El fomento está desapareciendo. Cuando vos tenés un presupuesto y a ese presupuesto dejás pasar el año sin aplicarlo a fomentos, a concursos o paralizas los concursos y tardás mas tiempo en dar esos premios, ese dinero se sub-ejecuta. Ese fondo se pierde y va a otro lado que no sabemos. Esa es una forma de vaciamiento que estamos teniendo. Además, las restricciones que hay con respecto a las producciones independientes, a partir de un montón de requisitos que son imposibles de cumplir para poder presentarte a estos pequeños concursos, que cada vez son menos, y el atraso en los pagos de las cuotas”.

En este sentido, ante el panorama complejo para la producción nacional, el montaje y la finalización del cortometraje “Demoler para construir” pudo realizarse gracias a las becas PAR otorgadas por la Secretaría de Arte y Cultura de la Universidad Nacional de La Plata. “Que la beca nos haya permitido terminar esto es un pequeño paso que refleja parte de la historia de nuestra carrera. Siete años pasaron, sin definir como íbamos a encarar el montaje de todo ese material. Haber ganado la beca nos obligó a sentarnos a pensar y trabajar sobre el mismo”, comenta Dagatti.

“Demoler para construir” se propone como una reflexión sensorial sobre aquel proceso de reconstrucción y el recorrido de la carrera de artes audiovisuales hasta llegar al día de hoy, donde ya cuenta con un edificio propio y nuevxs jóvenes que la habitan diariamente. Además, es una de las carreras con más ingresantes de la Facultad de Bellas Artes.

“Es un lugar de lucha, siempre lo fue, luchar por la educación pública. Nosotrxs como docentes de la facultad formamos profesionales y acompañamos personas con sentimientos, ideales, generamos vínculos, eso es algo que sucede en la educación pública, que sucede por parte de los docentes y estudiantes”, cierra Dagatti.

segundo flyer

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s