Vos, yo y les otres

Hoy hace 8 años se aprobaba la ley de matrimonio igualitario. Como siempre cuando se trata de aumentar derechos la iglesia y la derecha se opusieron, sembrando una “campaña del miedo” según la cual suponiendo que a partir de la modificación de la legislación iba a incrementar el número de parejas homosexuales. Ocho años después no solo se olvidaron de eso sino que muches seguimos siendo heterosexuales y nos queremos matar.

Por Dalia Golombek

WhatsApp Image 2018-07-16 at 15.14.15

Foto: Virginia Robles

Pero más allá, -más allá de la enormidad que conlleva la posibilidad de que dos personas del mismo sexo puedan casarse- esta medida personal-sentimental y política habla de un periodo.

La ampliación de derechos tiene su repercusión en un movimiento feminista que se levanta en las calles llenándolas de glitter violeta y pintura verde. La conquista de derechos tiene su correlato en un movimiento estudiantil que hace de la militancia un orgullo y de la lucha una fiesta. Una época que crió a la generación que demostró y demuestra que no hay posible retorno al “algo habrán hecho” y al “no te metas”.
Hace ocho años se aprobó la ley de matrimonio igualitario, a pesar de que recién este año la transexualidad dejó de ser considerada una enfermedad según la OMS, y la RAE se desgarra las vestiduras espantándose más por una E que por la cantidad de niñes que mueren de hambre en el mundo.

Hace poco me recordaron que una vez chicaneando por partidismos yo dije “no deberíamos estar discutiendo por esto, deberíamos felicitarnos porque ambes militamos y nos corre sangre en las venas”. (gol de la Dalia del pasado)

La militancia no es un partido político, la militancia es una generación orgullosa de sus iguales, es la sororidad como arma de protección masiva. Es haber crecido obteniendo derechos porque ahora nos aferramos con uñas y dientes.
Militancia es la lucha que dieron los colectivos LGTB y disidencias para poder casarse legalmente y ahora dan por el cumplimiento de la ley de cupo trans.
Militancia es poder elegirse y sin duda la patria es le otre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s