“Queríamos tener una voz como músicas respecto al aborto”

*Por Abril Carrizo.

Con el tratamiento en el Congreso de la Nación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, mujeres, lesbianas, travestis  y trans del todo el país comenzaron a organizarse en torno a sus profesiones para apoyar el proyecto como un derecho que debe ser garantizado por el Estado para proteger a la vida de las mujeres y cuerpos gestantes.

Así, con las actrices como pioneras, las artistas de distintas disciplinas se fueron encontrando para firmar las Cartas Abiertas a Diputados y Diputadas para que voten a favor y lograr la media sanción. Esta práctica posibilitó, como es el caso de las músicas, que muchas pudieran encontrarse por primera vez e intercambiar historias y experiencias en torno a sus profesiones. Con este espíritu contagioso, nació MUPLAR (Músicas Platenses en Red), un espacio que empieza a resonar en las diagonales y que en vísperas del #8A redobla la apuesta con un Festival por el Aborto Legal.

“Queríamos tener una voz como músicas respecto del aborto. Es una fortaleza que nos agrupemos como colectivos, eso da cuenta de lo diverso que es el movimiento feminista, y en este caso, pronunciándonos en favor del aborto. Ni hablar del poder del arte, la música en este caso, de ponernos a pensar en una posibilidad, en otra mirada. El pañuelo en el pie del micrófono, en el teclado o en la muñeca de la música o el músico, tiene una potencia visual y da cuenta de un pronunciamiento que es recontra potente y que interpela.”, dice Marian Betervide, música, docente e integrante de Martes de Agua.

37214924_254628891798477_3677985696217300992_nEl festival se llevará a cabo en Cest La Vie (55 nro 1143 e 17 y 18) el Domingo 5 de Agosto de 16 a 21 horas con la participación de conjuntos de mujeres como Marea y Las Navegantes, el trío Marina Piñol, María Mollón y Lorena Arroyo ,Cachitas Now! y, cerrando, la Murga La Gran Puta. Y como broche de la jornada, las artistas pintarán una bandera que llevarán como músicas platenses este #8A, el día en que el #AbortoSeráLey.

Lo personal es político

En el mundo del arte, y sobre todo de la música, la desigualdad de género es visible desde diferentes aristas a lo largo de la historia y hasta en la actualidad. Con tan solo pensar, en el caso de la música, cuántas referentes mujeres resuenan en la historia o cuantas artistas aparecen en las programaciones de los festivales más reconocidos hoy, da cuenta de una igualdad de género que no existe. Inundadas por esta cuarta ola feminista que nos invita a repensar cómo el patriarcado atraviesa todos los ámbitos en lo que nos desarrollamos, las músicas platenses decidieron organizarse:

“Mujeres que integran Marta (Muestra Activa Regional de Trabajadores del Arte), Cuchá! Músicxs Platenses Produciendo y Patria Sí (espacio político-universitario), y algunas más que no estamos en ninguno de esos espacios pero tenemos afinidad, nos reunimos para llevarle una Carta a Diputados y Diputadas por el aborto. Y cuando nos juntamos, dijimos de darle un nombre a esto, de organizarnos, porque inevitablemente empezamos también a contarnos experiencias vinculadas a ser mujeres en la música, ya sea siendo alumnas, como trabajadoras de la música, como docentes“, cuenta Marian.

Fue a partir de esto que decidieron impulsar una primera asamblea como MUPLAR, convocando a todas las mujeres músicas de la ciudad y la región. “Ese primer encuentro fue lo que pensábamos, un montón de mujeres de distintas generaciones contando sus experiencias. Estamos mejor, pero falta muchísimo, sino no estaríamos organizándonos, es una necesidad. Hay muchas problemáticas que abordar y muchos comportamientos por revertir, muchos compañeros y compañeras por ayudar a ver más allá de las prácticas comunes”, explica Marian.

De este encuentro, del reconocerse en las historias de la otra y entender que “lo personal es político” implica transformar esas experiencias en lucha, surgió una campaña de visibilización de las desigualdades y violencias experimentadas, a través de la pregunta “¿A qué te tuviste que acostumbrar como música?”. Videos de distintas artistas contando sus vivencias fueron apareciendo en las redes sociales de MUPLAR y se estarán proyectando este domingo en el marco del Festival por el Aborto Legal.

“Las compañeras más grandes contaron experiencias por ser mujeres en la música con unos niveles de violencia mayores que mis historias y, a su vez, ya las pibas más jóvenes tenían historias menos violentas que las mías. También aparecieron los comentarios del tipo ‘No minas no porque es para el quilombo’ ‘Minas no garpan’ o ‘Que bien que toca por ser mujer’ y cosas así. Valorarlas solo por su condición física o descartar la posibilidad de que fueran compositoras o cantantes instrumentistas también son formas de la violencia que aparecen en las historias”, cuenta Marian.

En este sentido, los relatos de las músicas siendo estudiantes ponen de manifiesto cómo estos estereotipos de género y roles asignados por el patriarcado hacia las mujeres se han visibilizado también en la academia. “Compañeras que han contado que docentes les han devuelto un trabajo diciéndoles “Muy bien, bastante bien para ser mujer”. Cuando yo fui alumna y en muchas de las experiencias que he escuchado, eso estaba súper naturalizado e instalado. Entonces ahora, con perspectiva histórica, y en este momento en particular, lo volvés a mirar y decís ¿Cómo pudiste soportar? ¿Cómo eso podía sostenerse en el tiempo? Y bueno, hoy ya no nos bancamos más”.

Si bien el rol pensado históricamente para las mujeres en la música ha sido el del canto, la voz como expresión femenina, este también ha sido desvalorizado como instrumento dentro del ideario de la música:“Se dió el debate de ser cantante y no considerar a la cantante música, considerarlo como un saber menor. Como el canto es el instrumento más inclusivo del universo, se lo subestima, no se lo considera un instrumento, entonces a esa suerte de vulnerabilidad sumále el hecho de ser mujer”.

La campaña de visibilización que podrá verse en el festival recopila las historias de músicas locales como Gisela Magri, Cintia Coria, María Mollon, Marina Di Bastiano, y la misma Marian Betervide, entre otras que se van acercando al espacio. “Nosotras decimos que al interior de nuestra disciplina, tenemos un montón de historias para visibilizar y de situaciones para transformar, que tienen que ver con el sólo hecho de trabajar en este ambiente que es sumamente machista, con sus variables, pero en líneas generales es un universo bastante machista”.

cintia coria

¿Dónde estaban las mujeres que siempre estuvieron?

Como dijimos anteriormente, la invisibilización de las músicas en el arte se puede analizar desde diferentes aristas atravesadas por el sistema patriarcal. Según la autora Sandra Soler Campo (2017): “Tanto el matrimonio como la maternidad fueron (y en gran parte todavía lo son) obstáculos de gran peso en las carreras musicales de mujeres nacidas en los SXIX y XX. Por lo tanto, la mujer quedaba encerrada en el ámbito de lo privado y doméstico. (…) A todas aquellas mujeres que en su momento desafiaron la sociedad en la que se desarrollaron, poniendo de manifiesto su labor artística y mostrándola a los demás tenemos mucho que agradecerles”. En este sentido, los estudios de la música popular desde una perspectiva de género, han logrado desde fines del SXX hacia la actualidad, ir sacando a la luz a muchas músicas que habían sido parte de la consolidación de los distintos géneros musicales y que no fueron reconocidas por la historia y el mercado patriarcal, que quedaron bajo la sombra de otros varones compositores o bajo pseudónimos masculinos necesarios para habitar el universo de la música.

Ya con preguntarnos sobre referentes del tango o el rock o el folclore, nos damos cuenta que en su mayoría surgen nombres de artistas varones. En nuestro país, casos más cercanos como el de Nenette en el folclore, que dada la tradición machista de la época firmó sus composiciones bajo el pseudónimo Pablo del Cerro y fue gran compositora de parte de la obra de su esposo Atahualpa Yupanqui;  Rosita Quiroga en el tango, la primera cantante arrabalera, guitarrista, otra de las mujeres que quedó al margen ante el fervor por Gardel; Gabriela Parodi, la primera mujer del rock, entre muchas otras, han demostrado cómo las mujeres también fueron grandes partícipes en la conformación de los géneros musicales pero que, sin embargo, tuvieron que pelear por su reconocimiento o fueron invisibilizadas.

En ese sentido, Marian Betervide considera, como docente de la carrera de Música Popular de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP, que “cuando se habla de lo que define a un género, y de las características musicales y el contexto histórico, hay que hablar de la cuestión de género, porque sino falta una parte, eso también hace a lo identitario. No hablar de eso es estar omitiendo una parte estructural. Estamos, por lo menos en la cátedra que trabajo yo, permanentemente revisándonos y tratando de tener una perspectiva de género también en la selección de material y, sobre todo, llevando este debate sobre la desigualdad a lxs alumnxs.”

Alzar la voz

Otro aspecto para pensar la presencia de la mujer en la música son los festivales nacionales, donde la igualdad de género todavía es una cuenta pendiente. El análisis de los principales festivales de Latinoamérica revela que Argentina tuvo la peor representación de mujeres artistas en los escenarios (13,2% de solistas sumadas a las bandas que cuentan con alguna mujer en su formación o sea mixta).

Tras el análisis realizado por Músicas Argentinas Activas de los 41 festivales principales de los distintos géneros musicales de toda la Argentina se desprende que el 90,2 % (37 festivales) tienen menos del 20% de participación femenina de solistas mujeres o agrupaciones musicales lideradas por mujeres, 24 de esos 41 festivales tienen menos del 10%, 6 de ellos no tuvieron ninguna mujer liderando.

37127991_201069267406546_4200113273980321792_nEsta falta de presencia femenina llevó a las músicas argentinas a impulsar un proyecto de ley “Por mas mujeres músicas en los escenarios” que exige un mínimo del 30% para la participación de mujeres solistas o agrupaciones de mujeres o mixtas en festivales nacionales, ciclos y programaciones anuales. En este sentido, Marian considera que “toda organización en torno a transformar estas dinámicas suma. Una vez que empezás no podés parar de ver, por ejemplo, promociones, flyers de festivales, donde tocan cinco bandas y no hay ninguna mujer. Las cinco bandas son de chabones y a los programadores no les hace ruido. Y bueno, entonces, que haya una imposición. ¿Es una pena? Y capaz que sí, pero es la única manera de arrancar a transformar algo de raíz. También desde ahí nace MUPLAR, de tener tolerancia cero con esas cosas.”

A su vez, Marian considera que en el marco de representatividad de las mujeres y en relación a las organizaciones de músicxs, de las 30 nucleadas en FAMI (Federación Argentina de Músicxs Independientes) tan sólo hay dos mujeres actualmente al frente , siendo una de ellas Gisela Magri, presidenta de Cuchá! y una de las fundadora de MUPLAR: “Somos un montón las mujeres que estamos tocando, estamos mejor, pero fijáte que hasta hace poco había una sola presidenta mujer (Gisela) entre tantas organizaciones de música. ¿Quiénes ocupan los cargos en las organizaciones? Sí, estamos participando de ellas pero la digitación de las cosas ¿Quién la tiene? Bueno, eso también es para pensar”.

Con el espíritu activo y ganas de seguir generando proyectos, las Músicas Platenses en Red llevarán a cabo asambleas mensuales invitando a todas las artistas locales a seguir debatiendo y construyendo un universo de la música cada vez más igualitario, de respeto y valorización de las mujeres artistas. “Nos tenemos que juntar, hacer cosas y pelear con paciencia para generar igualdad y abrir los ojos que faltan abrir.”, concluye Marian.

35102582_228486044412762_5409755345058791424_n


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s