¡Exisistimos y Resistimos!

*Por Valentina Pereyra.

El clima no ayuda para andar en la calle, llueve finito y constante, pero sobre la Plaza de Mayo ya comienzan a verse pequeños grupos de personas concentrándose para participar de la 4° Marcha Plurinacional en Contra de los Travesticidios y Transfemicidios.
Nuestras presencia en estos lugares (y en otros) son importantísimas como parte las disidencias. Estar en las calles es un claro ejemplo de lucha y resistencia al retroceso de los derechos que pretende imponernos el gobierno neoliberal de Mauricio Macri.
No es casualidad que se haya decidido marchar un 28 de Junio, día en el que la comunidad LGTBIQ del mundo celebramos los 50 años de la famosa “Revuelta de Stonewall” – o también llamada la “revolución desde los tacones, las plumas y las lentejuelas” – donde el colectivo demostró su poder de organización para luchar contra las injusticias y contra la persecución policial, cansadxs de soportar la represión, las burlas, las palizas, los asesinatos impunes de los regímenes más totalitarios, que aún hoy, después de 50 años, siguen pasando en democracia.
Todxs estábamos con una sensación de alegría y furia a la vez, porque no podíamos creer que horas antes, la (in)justicia patriarcal había sentenciado a Mariana Gómez por “resistencia a la autoridad”, mientras se besaba con su esposa en un lugar público. Y con esa furia, también reclamamos justicia por los travesticidios y crímenes de odio que atentan contra la comunidad.
Pero esto nos da más fuerzas para seguir marchando hacia el Congreso, gritando fuertemente a la sociedad que ¡Existimos y Resistimos! y que estamos orgullosxs de ser quienes somos y, por sobre todo, de cómo vivimos nuestras vidas.
Terminado el recorrido se montaron dos escenarios separados por metros de distancia, les “abolicionistas” por un lado y les “pro trabajo sexual “ por otro. Más allá del posicionamiento que cada une tiene, es necesario no perder el objetivo del reclamo para visibilizar nuestra la realidad: que nos MATAN POR SER TRANS/TRAVESTIS, como diría Lohana Berkins.
“En las esquinas estamos bien juntas la una y la otra” se escucha, y más allá de cómo se nombre la esquina de la zona roja o zona de trabajo sexual, es una realidad que atraviesan las travas y hay que apuntar a generar más oportunidades para que ese no sea el único destino.
Al cierre de la jornada se leyó un documento de reclamo donde se homenajearon a grandes compañeras como Lohana Berkins, Claudia Pia Baudracco, Diana Sacayán, Maite Amaya y tantas otras. Ellas fueron las pioneras y son las que le abrieron lugar a las juventudes trans, que nos dan fuerzas para seguir luchando y TRANSformando la realidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s